La entrevista que le hizo el periodista Diego Kapeky a Diosa Canales hizo que Kélvim Escobar lo amenazara

La polémica ruptura entre Diosa Canales y Kélvim Escobar parece de nunca acabar… El comunicador social, Diego Kapeky publicó una entrevista que le hizo a la vedette para el diario La Voz y la nota desató la ira del pelotero quien llegó a amenazar al periodista a través de su cuenta personal de Twitter: “@DiegoKapeky este cabrón me odia”, seguido de: “me las vas a pagar”.

cats2-vert

A continuación la entrevista y testimonio de Diosa Canales publicado en el diario La Voz.

“Decido hablar de esto, porque ya basta de tanta manipulación y bipolaridad de este señor, al cual no tengo ningún problema en reconocer amé, pero que me defraudó como hombre y como compañero de vida. Con Kelvim Escobar quise apostar al amor y por él dejé de hacer muchas cosas en mi carrera. Es mi responsabilidad y lo asumo, pero no podía aceptar que me siguiera anulando como artista y mujer”.

-¿Anulando en qué sentido?

-¡En todos los sentidos! -dice inmediatamente-: “Como artista me limitaba y me exigía que le bajase la carga de sensualidad al show y como mujer –dice tras hacer una larga pausa-… me daba caricias negativas, que me estaban llevando a un abismo. Kelvim y yo fuimos a terapia y los problemas continuaron, porque él no habló nunca con la verdad y no fue honesto ni conmigo, ni con la relación. En cambio me obligaba a acompañarlo a los juegos y yo lo complacía porque era mi pareja, pero ahora entiendo muchas cosas. Por amor perdoné muchas cosas, pero todo tiene un limite.

-¿Cuál fue el límite?

-Te lo voy a responder con otra pregunta: ¿Es normal que un hombre le envíe fotos de su pene a otro hombre?

-¿Cómo descubriste eso?

-Yo no violenté su cuenta como él aseguró, para horas después retractarse como es su costumbre. Con Kelvim conocí el cielo y el infierno. Es un ser con muchos conflictos y una vida muy desordenada, llena de excesos. Él me pidió hacer tríos y yo me negué. Y contradictorio a eso, no teníamos una vida sexual plena. Hubo momentos en que pasaba 15 días sin tocarme y yo le preguntaba qué pasaba y él me llegó a decir que no le provocaba –Diosa hace un  largo silencio-… era muy dura para mi esta situación, por eso cuando descubrí lo de las fotos entendí muchas cosas y decidí finalizar el compromiso”.

En este momento de la entrevista, Diosa le muestra a este redactor las pruebas de lo antes expuesto.

“Violó nuestra intimidad”    

Al él dejar su cuenta abierta, yo tuve acceso a ver lo que posteriormente me abrió los ojos y me cacheteó la vida. Lo que no le perdono es que haya utilizado posteriormente las fotos que como pareja nos hicimos, para enviárselas a otras mujeres -aquí nuevamente me muestra lo antes expuesto-,  y peor aún, me amenace y trate de amedrentarme, cuando yo nunca hubiese mostrado a nadie mi intimidad con él.

Con él ha sido el único con quien yo me hice fotos y videos. Era mi pareja -pausa y lágrimas en los ojos- y esperaba todo de él, menos un acto tan bajo”.

-¿Qué te dijo cuando le reclamaste?

-Que yo estaba loca, luego con la contundencia de las pruebas, me dijo que lo que sucedió fue que las envió por equivocación.

-¿Tú viste algún indicio antes de las fotos enviadas por él a otro hombre, de algo que te hiciese sospechar?

-¡Nunca! Esto para mi fue muy sorpresivo y determinante para romper el compromiso. Luego de mis reclamos y de la forma como lo abordé, él me reconoció que otro hombre le había hecho sexo oral, pero que eso no es ser homosexual porque no hubo penetración (¿?)…

“Quiero finalizar diciéndole a Kelvim, que yo nunca me he metido con sus hijos y que lo que él me contó sobre las madres de ellos, yo me lo guardo para mi. Pero que no crea que yo voy a dejar que me siga hostigando y manipulando. Ya este infierno se acabó. Ahora quiero retomar mi carrera con la misma fuerza que tenía cuando él entró a mi vida a destruirlo todo con sus misterios, mentiras y doble moral. Si de algo tienen que avergonzarse sus hijos es de él, no de mi, porque yo no soy nada de ellos y con ellos yo no me he metido. Yo soy transparente y no tengo caretas ante nadie, quizás ese sea mi pecado, ser demasiado sincera y abierta con mi público. Yo a ellos le debo lo que soy y esa es una forma de retribuirles su amor y cariño, pero yo no soy una mala mujer y él lo sabe”.

-¿Tú eres una niña atrapada en el cuerpo de una mujer?
-¡Qué bonito eso! –silencio- . Sí, esa frase definitivamente me describe a la perfección.

Kevin Gutiérrez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s